Publicado el Deja un comentario

Tarta de calabaza-Pumpkin Pie (EE.UU)

Pastel tradicional de la cocina estadounidense, donde se prepara especialmente durante el otoño y el invierno (Halloween, Día de Acción de Gracias). Es tan común que el puré de calabaza que se utiliza para las tartas ya viene preparado (enlatado) incluso a veces con las especias incluidas.

Éste postre delicioso se trata de un bizcocho a base de calabaza (variando el color de anaranjado a marrón) saborizado con diferentes especias (nuez moscada, jengibre…)

Cuando se elabora la variante de tarta (como en este caso), se trata de un puré de calabaza horneado en una masa o en su ‘cáscara’ y tradicionalmente servido con una crema batida.

Ingredientes:

Para la masa:

Yo utilicé una placa de hojaldre para la base, así me ahorré un poco de tiempo, aunque puedes hacer la pasta base desde cero, aquí te dejo también los ingredientes y elaboración.

140 g de harina

80 g de mantequilla fría cortada en cubitos

1 cucharada de leche fría

esencia de vainilla (al gusto)

2 cucharadas de azúcar en polvo

1 yema de huevo

Para el relleno:

400 g de calabaza fresca cortada y pelada

1 lata de 740 g de leche condensada

1 buena pizca de sal

3 huevos

Especias: 1/2 cucharadita de:

canela molida, jengibre molido, nuez moscada, clavo, pimienta (opcional)

*este tipo de especias son muy utilizadas en ésta época para hacer tartas, galletas, etc. Puedes hacer el preparado tu mism@ en casa y conservarlas en un tarro de cristal para tenerlas a mano cuando vayas a realizar los postres.

Para adornar:

Puedes hacerlo con nata montada o crema de queso. Yo elegí la segunda opción, mezclando dos grandes cucharadas de crema de queso (tipo philadelphia) con dos o tres cucharadas de azúcar glas)

Elaboración:

Comienza por la masa. Si eliges hacerlo con la plaza de hojaldre, simplemente engrasa con mantequilla el molde donde lo vas a hacer (yo utilicé un molde rizado y redondo de 18 cm pero podría ser de más capacidad ya que me sobró un poco del relleno).

Si eliges hacer la masa base desde cero, comienza mezclando el azúcar con la harina y la mantequilla; mezcla con las manos hasta conseguir una textura arenosa. Añade la cucharada de leche y la yema, amasa hasta su total integración, haz una bola, envuélvela en papel film y lleva a la nevera durante media hora. Posteriormente, estira la masa con la ayuda de un rodillo y extiende sobre el molde previamente engrasado (con la masa sobrante puedes hacer alguna decoración como coletas, hojas, calabazas, etc)

Para preparar el relleno, comienza cortando en trozos pequeños la calabaza, en una pota, lleva a cocción hasta que esté blandita. Escurre bien todo el agua y pasa por la batidora hasta que quede un puré fino.

Mezcla ahora todos los ingredientes en un bol: el puré de calabaza, la leche condensada, los huevos, la pizca de sal y las especias, bate todo bien con la batidora hasta que la mezcla esté bien licuada y fina. Vierte la mezcla encima de la base de la tarta. Lleva al horno precalentado a 180 ºC durante 40 minutos, estará lista cuando al introducir el palillo en la tarta, éste salga con algún grumito, no completamente limpio.

Definitivamente, un postre que seguiré haciendo, se quedará en mi lista de favoritos, sorprende su sabor delicioso, las especias le dan el justo toque picante y la preparación en absoluto complicada.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.