Bollos de Santa Lucía (Lussekatter)

No sé cuantas veces había visto pasar las fotos de estos deliciosos bollos y siempre me decía a mi misma que tenía que hacer la receta.

Son un dulce tradicional sueco navideño, llamados Lussekatter o bollos de azafrán y que suelen prepararse para celebrar la festividad de Santa Lucía, el 13 de Diciembre, y anunciar la llegada de la Navidad y que se acompañan de café o vino caliente. Lo sé, no suena nada mal.

Algunas recetas suelen llevar cardamomo, yo no se lo he puesto en esta, pero creo que quedaría estupendamente combinado con el gusto final del azafrán.

Respecto a la forma, me resultan preciosos, incluso antes de meterlos al horno ya tienen y quedan estupendos para adornar una mesa.

Te animo a que los hagas, siguiendo cada paso de la receta, no tienen mucho más misterio, seguro que repites

La receta para 15 bollitos:

Ingredientes:

1 paquete de azafrán ( yo he puesto 0,4 g, según receta, pero si te resulta un poco fuerte, puedes poner 0,2 g)

240 ml de leche que mezclarás con dos cucharadas de zumo de limón, así obtendrás la buttermilk. Deja reposar y verás que se espesa la leche.

500 gr de harina

1 pizca de sal

50 ó 60 gr de azúcar (yo he puesto 50 y me he quedado un poco corta)

1 paquete de levadura fresca

75 gr de mantequilla a temperatura ambiente, cortada en dados

Dos cucharadas de coñac o vodka

1 huevo

Uvas pasas (30 uvas)

Para pintar por encima de los bollos: 

1 huevo

1 chorrito de leche

1 cucharada de azúcar

  1. Si tienes el azafrán en hebras, comienza machacándolo en un mortero hasta reducirlo a polvo, yo lo he comprado ya molido. Mezcla bien el azafrán con el coñac y una cucharadita de azúcar y déjalo reposar.
  2. En un cuenco, desmiga bien la levadura.  Mientras tanto, pon a calentar en un cazo, sin que llegue a hervir, la leche con el limón (Buttermilk) que tenías reservada.
  3. Añade  un poco de la leche caliente a la levadura y mezcla bien para deshacerla. Después. añade el resto de la leche, seguido de la mezcla de azafrán, el huevo, el azúcar y la pizca de sal y remueve muy bien hasta que se disuelva el azúcar.
  4. Poco a poco, vete añadiendo la harina. Yo la he ido mezclando con el gancho del robot de cocina, pero por supuesto, se puede hacer a mano, aunque te llevará más tiempo.
  5. Continua amasando y añade ahora la mantequilla poco a poco hasta que se integre bien. Continua amasando hasta que la masa esté lista, tendrá que estar elástica, un poco pegajosa y suave. Yo he amasado con la máquina durante unos 15 minutos.
  6. Deja reposar la masa, tapada con papel film o un paño limpio, durante aproximadamente 1 hora y media, para que doble su tamaño.
  7. Mete las uvas pasas en agua hirviendo o muy caliente con un poco de vainilla, para que se hidraten y así no resecarán los bollitos.
  8. Cuando la masa haya subido, es hora de dar forma a los bollitos. Yo los he dividido en 15 porciones de aproximadamente 50 gramos. Estira cada porción, con las manos, de manera cilíndrica y después haz la forma de una ‘S’ enrollando cada extremo en dirección contraria. Pon los bollos en la bandeja del horno forrada con papel de horno, dejando espacio entre ellos y coloca una uva pasa en cada extremo de cada bollito.

 

  1. Tapa los bollos de nuevo y deja reposar unos 45 minutos.
  2. Finalmente, pinta cada bollo de Santa Lucía con la mezcla de huevo, leche y azúcar y lleva al horno precalentado a 250ºC de 5 a 8 minutos o hasta que adquieran un color dorado por encima.
  3. Déjalos enfriar durante unos minutos, tapados con un paño limpio.

¡Disfrútalos acompañados de lo que más te guste!

Gracias por pasarte por aquí y leer mis recetas 🙂

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *