Cheesecake de manzana

‘Cheesecake de manzana’ o como elevar una tarta de queso de toda la vida a un diez para que sea un triunfo.

Si, si, te aseguro que repiten siempre, además es una tarta ligera y fresca con lo que un segundo trozo en el plato no supone un llenazo.

Te cuento como la hago

Ingredientes:

Para la base:

90 gr de galletas pulverizadas (Digestive o Lotus)

35 gr de mantequilla derretida

Para el relleno:

1 manzana

2 cucharaditas de canela en polvo

60 gr de azúcar

El zumo de medio limón

Para el resto de cheesecake:

5 gr en hojas de gelatina

250 gr de queso de untar

45 gr de azúcar

1 cucharadita de esencia de vainilla

El zumo de medio limón

150 gr de nata batida

Para adornar:

30 gr de azúcar

1/2 manzana cortada en gajos muy finos

200 ml de zumo de limón

5 gr en hojas de gelatina

Elaboración:

*Corta y pela la manzana en cuadrados muy pequeños. Ponla en un cazo con la canela y el azúcar y llevarla al fuego hasta que hierva unos minutos. Añade el zumo de limón y deja cocer hasta que absorva el líquido, revolviendo de vez en cuando. Cuando esté lista, coloca la mezcla de manzana en un molde más pequeño que el que utilizarás para preparar la tarta final, forrado con papel de horno. Lleva al congelador al menos 1/2 hora, ideal de 1 hora a hora y media.

*Tritura las galletas bien finas y mezcla con la mantequilla derretida. Crea la base de la tarta aplastando bien las galletas trituradas en un molde forrado con papel de horno. Lleva a la nevera mientras preparas el resto.

*Pon la gelatina en agua fría para que se hidrate. Con unas varillas manuales bate el queso y añade los 45 gr de azúcar, la vainilla y el zumo de limón. Quita el agua de la gelatina y lleva al microondas durante 10 segundos y añades a la mezcla de queso removiendo bien para que se deshaga y no queden grumos. Bate la nata hasta que tenga consistencia pero no la montes del todo. Añade la nata a la mezcla de queso.

*Vierte parte de la mezcla en el molde (más o menos la mitad) y lleva a la nevera unos 30 minutos. Saca la manzana del congelador y con cuidado colócala en el medio del molde de la tarta, a modo de relleno y empujando un poquito hacia abajo y por último vierte el resto de la mezcla de queso encima, alisa y guarda en la nevera mientras preparas la deco.

*´Para la decoración corta la manzana en gajos muy finos. Mezcla el zumo de melocotón con la gelatina en un recipiente y añade también la manzana cortada, lleva al microondas 3 minutos.

Sacar la manzana y dejar secar encima de una servilleta. Decora la tarta con la manzana de fuera hacia adentro y por último vierte la mezcla de zumo de melocotón por encima de la tarta, bien repartido. Lleva el molde a la nevera y deja reposar la tarta por lo menos unas 4 horas o durante la noche.

¡Listo!

¡Gracias por pasarte y probar mis recetas!

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *