Galletas de avena y sésamo

Hola a tod@s!!
Hoy os traigo una receta de galletas sana y súper fácil de hacer, su elaboración  no lleva más de 30-35 minutos y al final quedan unas galletas riquísimas que podemos picar entre horas sanamente.

 

Hay cientos de recetas de galletas con avena, tengo que decir que me encanta y seguro que haré otros post sobre los usos de la avena, además, entre sus muchos beneficios podemos destacar que es un alimento altamente digestivo (viene muy bien a aquellos que tengáis el estómago delicado), es muy rico en fibras y vitaminas del complejo B, vitaminas A y E y minerales, entre otros el calcio hierro y magnesio. Además no tiene muchas calorías, por lo que es un snack perfecto para picar entre horas, desayunar…etc
Las semillas de sésamo por su parte, poseen gran cantidad de proteínas, grasas insaturadas (‘las grasas buenas’) y contribuyen a reducir el nivel de colesterol en la sangre. Además contienen calcio, hierro, cinc y propiedades antioxidantes.
Pues a lo que voy (que no me quiero enrollar mucho) , la receta de hoy, es muy sencilla…empezamos!
Los ingredientes que necesitamos son (no pongo las cantidades exactas, ya que es al gusto de cada uno):
– Mantequilla de cacahuete
– Miel
– Esencia de vainilla
– Semillas de sésamo tostado
– Avena
– Harina
– Agua
Comenzamos poniendo en un bol dos cucharadas de mantequilla de cacahuete (podéis poner más o menos, dependiendo del gusto, a mi me gusta que le dé sabor, pero no demasiado) y mezclamos con la miel (otras dos cucharadas). Mezclamos bien y cuando lo tengamos bien integrado añadimos la avena (un puñado o un poco más, también depende del gusto) y también añadimos el sésamo (yo suelo poner 3 ó 4 cucharadas grandes).
Seguimos mezclando para integrar bien y añadimos una cucharada de agua o dos para ayudar a la mezcla y otra cucharada de harina.
Cuando tengamos la masa bien mezclada, podemos empezar a dar forma a las galletas. Cogemos un poco de la masa y con la ayuda de las manos hacemos una bola, la aplastamos un poco y vamos poniendo las galletas en la bandeja del horno.

 

Metemos al horno, precalentado a 170º durante 10-15 minutos. Dejamos enfriar, y listas para comer!!!
No me digáis que no son fáciles de hacer!! también se pueden añadir otras semillas, como lino (molido previamente) o salvado, frutos secos, uvas pasas… también están riquísimas y son perfectas para acompañar en el desayuno o merienda.
Espero que las disfrutéis!!! Hasta pronto!

Etiquetado en:

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *