Macarons

17 marzo, 2014
Para preparar estos deliciosos bocaditos sólo necesitamos tres ingredientes y cuando por fin (después de casi tirar la toalla) se le coge el tranquillo, quedan perfectos para acompañar cualquier celebración o como detalle regalo como es el caso.
 
El macaron es un tipo de galleta tradicional francesa que se dio a conocer durante el siglo XVI, surgiendo del horno del pastelero de la corte francesa, como galletas redondas con base plana y fue durante el siglo XIX donde se empezaron a unir de dos en dos con un relleno en el medio.
 
 
Mi experiencia con los primeros macarons fue bastante exitosa y estaba muy contenta, habían salido más que aceptables (que tiemble Ladurée!!)
 
La segunda vez, casi sintiéndome una profesional y totalmente confiada….desastre!. Tercera vez…los pobres macarons parecían salir cansados del horno, modo frustración ‘on’ y sobredosis de azúcar (pa qué queremos mas :))
 
Estos son los terceros/ the third ones:
 
La tercera tanda de Macarons parecían haberse caído desde un segundo piso.

 

 
Ok, último intento y un extra de paciencia, medidas exactas y allá vamos!!
  
Ingredientes :
110 gr de almendra molida
220 gr de azúcar en polvo
110 gr de claras de huevo
30 gr de azúcar blanquilla
Colorantes (opcional)
 
 
Primero tamizamos la almendra molida junto con el azúcar en polvo (repetimos 2 ó 3 veces esta operación).
Segundo, comenzamos a trabajar con las claras de huevo, es importante pesarlas para llegar a la medida exacta (110gr) dependerá del tamaño de los huevos que estemos utilizando.
 
 
 
 
 
Batimos las claras a punto de nieve, cuando empiecen a espumar añadimos los 30 gr de azúcar poco a poco y seguimos batiendo hasta que las claras estén montadas, esto lo sabremos porque se forman unos piquitos al batir y al darle la vuelta al bol no se nos caerán (prueba de fuego)
 
 
 
El macaronage (paso delicado): vamos añadiendo a las claras la mitad de la mezcla de azúcar en polvo y almendra; con una espátula mezclamos con movimientos envolventes, cuando esté integrado añadimos la otra mitad y repetimos. No debemos de pasarnos mezclando pero tampoco quedarnos cortos; (si cogemos la mezcla con la espátula y ésta cae como si estuviera formando una cinta…ya tenemos nuestra masa).
 
Podemos dividir la mezcla en dos partes y añadir el colorante deseado (personalmente, me gustan sin colorante, pero en este caso también he utilizado rosa y azul).
 
 
Pasamos la mezcla a la manga pastelera (no hace falta poner boquilla) y empezamos a formar nuestros macarons, sobre la bandeja del horno que habremos cubierto con papel anti adherente (se puede poner un poco de la mezcla en cada esquina de la bandeja para que el papel se sujete bien) con la manga en vertical presionamos suavemente durante 4 segundos.
 
 
Los dejamos secar durante 30-45 minutos, o cuando veamos que al tocarlos ya no se pegan a los dedos.
 
 
Una vez que la superficie esté seca, los metemos en el horno precalentado a 150º durante 13 minutos.
Debemos dejarlos enfriar fuera del horno en la misma bandeja, ya que son delicados y se pueden romper. Una vez que estén fríos, se deberían de poder despegar con facilidad.
 
Ya suben!!

 

 
Et voilà! ya tenemos nuestros macarons!!, en este caso los he rellenado de nocilla y mermelada de fresa, pero hay múltiples posibilidades: ganache de chocolate, nata, merengue, buttercream…
 
 
Espero que los intentéis hacer en casa. Hasta la próxima!

Follow my blog with Bloglovin

Etiquetado en:

    Un comentario en “Macarons”

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *