Tarta de crema de caramelo y chocolate

Una generosa capa de caramelo sobre una base crujiente de cacao y para finalizar una capa lisa de chocolate dando el toque elegante.

Aviso a todos los que amáis el chocolate y el caramelo, aquí viene todo junto y aquí dejo la receta. Confieso que los  últimos trozos me los agencié de manera ilícita, pero a veces el amor nos ciega jeje.

Muchas gracias por pasar por aquí y leerme, espero que te guste la receta.

  1. Ingredientes para la base:

140 gr de harina

50 gr de cacao en polvo

100 gr de azúcar

1 huevo

100 gr de mantequilla cortada en taquitos

Ingredientes para el caramelo:

200 gr de azúcar

100 ml de agua

100 ml de nata

20 gr de mantequilla

Una pizca de sal

Ingredientes para el ganache de chocolate:

10o gr de chocolate negro para fundir

100 ml de nata para montar

10 gr de mantequilla

Elaboración:

mejor preparar el caramelo el día anterior así ya estará frío y espeso para cuando lo viertas en la tarta.

Para preparar el caramelo, pon en un cazo el azúcar y el agua (OJO, sin remover) y deja a fuego medio que se vaya cocinando y dorando hasta que adquiera un color marrón-ambar. En ese punto aparta el caso del fuego y con mucho cuidado, vierte la nata encima de la mezcla sin dejar de remover rápidamente hasta que la mezcla se vuelva suave y cremosa, añade un poco de vainilla y por último la matequilla; remueve hasta que ésta se deshaga por completo. Vierte el caramelo en un tarro de cristal y deja enfriar hasta que lo vayas a utilizar.

Prepara ahora la base de la tarta; en un cuenco vierte la harina junto con el cacao en polvo y haz un hueco en el centro, añade el resto de los ingredientes (huevo, mantequilla y azúcar) y mezcla con las manos o con la ayuda de un robot de cocina hasta lograr una masa homogénea, añade más harina si es necesario; cuando hundas el dedo en la masa y quede el hueco, entonces está lista. Envuelve la masa en papel transparente y lleva a la nevera unos 20 minutos. Pasado el tiempo, estira la masa en una superficie enharinada para colocarla encima del molde elegido (yo he utilizado un molde antiadherente y no necesité engrasarlo. Pon un papel de horno arrugado para cubrir la masa y coloca encima unos garbanzs o bolitas de cerámica para que la masa no suba en el horno. Hornea durante 10/15 minutos a 180ºC. Saca del horno y deja enfriar.

Mientras enfría la masa, prepara la ganache de chocolate. Lo puedes hacer en el microondas, aunque en este caso yo he hecho poniendo en un cazo el chocolate y la nata al fuego medio hasta que se funde bien, añade una pizca de sal  y por último, retira del fuego y añade la mantequilla. Atempera el chocolate.

Para montar la tarta, vierte todo el caramelo en la superficie de la base y reparte bien por todas las esquinas, por encima vierte el ganache de chocolate y por último lleva a la nevera y deja que endurezca un poco antes de consumir. Adorna a tu gusto, yo lo he dejado tal cual, para mí no necesita más, aunque le vienen bien frutos secos o merengue…

Espero que te guste y muchas gracias por ¡pasarte a leerme!

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *