Tarta de miel rusa (Medovik)

La tarta Medovik, es una receta de Rusia, que significa tarta de miel, es un poco laboriosa de hacer, que no difícil, pero merece la pena sólo con lo bonita que queda, sobre todo, al corte donde se ven todas las capas finitas y el relleno, además todos los ingredientes son muy simples.

Llevaba tiempo llamándome la atención por su bonitez y por fin la he hecho. Encaja perfectamente en la época navideña y además está muy rica.

Os cuento cómo la he hecho y los pasos a seguir; para el relleno he utilizado nata, aunque se puede variar utilizando la crema que más nos guste.

Ingredientes para las galletas de miel:

140 gr de azúcar moreno

3 huevos

100 gr de mantequilla

70 gr de miel

5 gr de bicarbonato

450 gr de harina

Ingredientes para el relleno:

800 ml de nata para montar

70 gr de azúcar en polvo

1 chorrito de esencia de vainilla

Para elaborar las bases de galleta de miel, comienza mezclando el azúcar con los huevos en un cuenco grande, bate bien hasta integrar por completo. Pon la mantequilla en una sartén a fuego medio, cuando esté casi derretida, añade la miel, integra bien y por último añade el bicarbonato; cuando empiece a sacar espuma retira la sartén del fuego y añade ésto a la mezcla de azúcar y huevos; integra todo bien y vete añadiendo la harina poco a poco y revolviendo con una cuchara de madera. Cuando empiece a estar la masa más dura, sácala del cuenco y comienza a amasar en la mesa de trabajo enharinada (la masa quedará un poco pegajosa sin permanecer en las manos).

Cuando la masa esté lista, divídela en 7 porciones de 50 gr aproximadamente. Con la ayuda de un rodillo de madera, extiende cada porción en forma de circulo y con la ayuda de un molde para tartas (yo he utilizado un molde de 18 cm) corta la circunferencia perfecta de la galleta. pasa la masa a una bandeja de horno forrada en papel de horno (suelen caber dos a la vez) y hornea durante aproximadamente 8 minutos a 180ºC: así sucesivamente con todas las porciones. Hornea junto con las circunferencias la masa sobrante ya que la utilizarás más adelante. Deja enfriar.

 

 

Para preparar la crema, bate la nata hasta tenerla montada, añade el azúcar glas y la vainilla y mezcla.

Para montar la tarta, coloca un poquito de nata en el centro de la bandeja donde vayas a poner la tarta; pon el molde que has usado para cortar la masa encima de la bandeja, sin la base y forrado por los lados con papel de horno. Pon la primera galleta de miel dentro, cubre bien toda la superficie con la nata y pon la segunda galleta encima, (no tengas miedo de ser generos@ con la nata) así sucesivamente hasta terminar la última capa. Deja reposar en la nevera unas 4 horas o durante la noche.

 

 

Mientras tanto, pulveriza, con la ayuda de un robot de cocina, los trozos de masa que has horneado previamente, hasta que quede como arena.

Una vez ya fría, puedes desmoldar la tarta y con la ayuda de una espátula, extiende por el exterior de la tarta la nata que vaya sobresaliendo hasta cubrirla por completo.

Por último, con la ayuda de tus manos, vete pegando la arena de galleta por todo el exterior de la tarta hasta, de nuevo, cubrirla por completo. Puedes dejarla tal cual sin adornar, yo en esta ocasión me he decantado por adornar con unas pocas frutas confitadas.

 

¡Lista! la tarta se corta sin problema, ya que la galleta se ablanda un poco y se mezcla con la crema

Gracias por pasarte a leer la receta, te deseo unas Felices Fiestas

 

 

 

 

 

 

Un comentario en “Tarta de miel rusa (Medovik)”

Responder a LV Pilar Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *