Trufas

Ya que se acerca San Valentin, y las pantallas se nos van a llenar con fotos en color de rosa y rojo; para este post, y ya que no soy yo mucho de corazones, me he decantado por el chocolate, que para mí, es uno de los mejores regalitos que se pueden hacer, eso sí, en cualquier fecha del año 🙂
Trufas! un bocado delicioso y dos maneras de hacerlas, eso sí, el resultado es muy difícil que salga mal y podemos quedar como reinas o reyes si lo preparamos a modo de regalo detalle.
Trufas de galleta y trufas de chocolate!!
Los ingredientes para preparar las trufas de galleta son:
Dos paquetes de galletas caramelizadas (500g), o las galletas que más os gusten y que se puedan triturar fácilmente.
Una tarrina de queso crema
Chocolate negro y blanco para cobertura
Elaboración:
El primer paso es triturar bien las galletas, bien con un robot de cocina o bien las machacáis con un rodillo de madera, hasta que queden bien finitas.
Posteriormente, añadimos la tarrina del queso crema y lo mezclamos todo bien hasta obtener una masa suave y sin grumos.

Mete la masa en el frigorífico por lo menos 1 hora; después la sacamos y ya podemos empezar a darles forma; puedes ayudarte de dos cucharas, aunque yo en éste caso lo que he hecho ha sido darles forma redondeada con las manos directamente.

Decoración: derrite las barras de chocolate por separado y baña las bolas de galleta en el chocolate ( para sumergirlas puedes pinchar la bola con un palillo si te resulta más fácil). Puedes jugar con el chocolate negro-blanco haciendo rayas por encima.

Ingredientes para preparar las trufas de chocolate:
1 tableta de chocolate negro
3 yemas de huevo
200 ml de nata liquida
Elaboración:
Trocea el chocolate y derrítelo a fuego lento (sin dejar de remover).
En un cazo a parte, pon la nata a calentar y retira al primer hervor; seguidamente, añade el chocolate y mezcla bien, después añade las yemas de huevo y mezcla hasta que todo quede bien integrado y la masa sea una crema suave.
Mete la masa en la nevera durante unas 3 horas y media; después la sacamos y comenzamos a hacer la forma redondeada de la trufa y las decoramos de mil maneras, como más os gusten y utilizando vuestra imaginación: se pueden pasar por encima de fideos de chocolate, cacao en polvo, coco rallado, avellana o almendra trituradas…etc.
Duran varios días en la nevera y están buenísimas; no me digáis que no son fáciles. Espero que lo intentéis.
Que tengáis buena semana!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *