Publicado el 1 comentario

Rosquillas de Pascua

El dulce por excelencia en ésta época de Pascua, aunque éste año resulta más bien raro y el ambiente propio de la Semana Santa está más bien ausente.

Al fin y al cabo, supongo que este año nos toca decir que ‘la procesión va por dentro’ y dentro, en casa, donde nos toca estar, podemos recrear el ambiente, aunque sólo sea con el olor de éstas rosquillas, de la Pascua.

Recupero esta receta (actualizada) que siempre me funciona, sigue los pasos de la receta y respeta los tiempos de levado. El resultado es un pan dulce extra suave y que de sabor se asoma a parecer a un croissant bien tierno.

Ingredientes:

Un taco de levadura fresca

Un vaso grande de leche (templada)

200 g de mantequilla derretida (puedes utilizar manteca o sustituirla por aceite de girasol o de oliva)

60 gr de azúcar

2 huevos +1 para barnizar las rosquillas

Una pizca de sal

600 gr de harina o la que admita

Azúcar para espolvorear por encima

Elaboración:

Comienza mezclando en un cuenco la leche, la mantequilla, el azúcar y la levadura, hasta que todo esté bien integrado y la levadura deshecha.

Añade a la mezcla anterior los dos huevos batidos, mezcla bien.

Añade ahora la harina y la pizca de sal; comienza a mezclar para obtener una masa, añadiendo más harina según sea necesario.Cuando se vuelva difícil de manejar, vuelca la masa sobre una superficie y comienza a amasar con las manos hasta que esté suave y apenas se pegue a las manos.

Cuando hayas obtenido una masa uniforme, haz una bola y la deja reposar en un recipiente, tapada con un paño limpio para que comience a subir (sobre unos 15 minutos).

Cuando su tamaño haya aumentado, puedes comenzar a formar las trenzas de rosquilla: coge trozos de masa más o menos iguales (3 o si quieres hacer una espiga mayor, hazlo con 5 trozos) une los extremos de un mismo lado y comienza tejiendo el resto siempre de fuera hacia adentro.

Cuando tengas las trenzas formadas, las vas colocando en la bandeja del horno y es el momento de pintarlas con huevo batido con la ayuda de un pincel, después de haberlas pintado, espolvorea azúcar granulada por encima.

Deja levar aproximadamente dos horas hasta que su volumen se doble, entonces llévalas al horno a 180ºC durante 30 minutos vigilando que no se nos quemen. Los tiempos dependen del cada horno; para que no se quemen, a mitad de cocción puedes poner el calor solamente por abajo para que no se doren demasiado.

Van bien a cualquier hora.

Publicado el Deja un comentario

Torrijas fáciles

 

Hay muchas variedades de rectas de torrijas, aquí presento la tradicional, la que hago a mi manera cuando no tengo demasiado tiempo. Fácil y rápida, ¿Un pero? Que no vas a poder comer sólo una.

Ingredientes (como para una barra de pan más o menos, si tienes más pan, duplica cantidades):
Pan del día anterior (absorberá mucho mejor que siendo pan fresco) cortado en rebanadas no muy gordas
Medio litro de leche
Canela en polvo
Cáscara de limón
Dos huevos
Azúcar (4-5 cucharadas)
Vainilla (opcional)

Elaboración:
Calienta la leche en un cazo junto con la canela, el azúcar, la vainilla y el limón, si quieres dar un toque diferente, añade genjibre en polvo (opcional)
Cuando esté a punto de hervir, aparta del fuego y deja que macere unos minutos para que se mezclen los sabores.

A continuación, ponen una sartén con aceite de oliva a calentar a fuego medio y mientras hunde cada rebanada de pan en el recipiente de la leche para que se empape bien.

Después reboza bien las rebanadas en los huevos batidos para a continuación freírlas en el aceite, dales la vuelta y cuando estén doradas sácalas a un plato con papel absorbente y así deshacerte del excedente de aceite.

En un recipiente a parte, mezcla una cucharada de azúcar con otra de canela, añade según vayas necesitando, y por último reboza bien las torrijas en esta mezcla.

Espero que te animes a hacer esta receta tan fácil y rica, gracias por leerme y nos vemos en la próxima!

Publicado el Deja un comentario

Corona de Pascua

Hace ya cuatro años de esta corona de Pascua, hecha a partir de rollitos de canela y nunca me canso ni se cansan, así que porqué no reciclarla, mejorarla y de paso hacer nuevas fotos.

Queda muy bonita en la mesa, aunque no dura mucho, y es un dulce alternativo o diferente para hacer en la época de Pascua. Es taaan fácil que seguro que la repetís, aquí va👇

Elaboración:

Ingredientes para la masa:

2 Cucharadas de mantequilla cortada en cuadraditos

225 gr de harina

Media cucharadita de sal

1 sobre de levadura seca de panadería

1 huevo batido

125 ml de leche templada

50-60 gracias de azúcar

Ingredientes para el relleno:

4 cucharadas de mantequilla a temperatura ambiente

2 cucharadas de canela

50 g de azúcar moreno

Ralladura de 1 limón, ralladura de 1 naranja

1 manzana rallada o cortada muy fina (opcional)

Comenzamos haciendo la masa tamizando la harina y la sal, añade la levadura y mezcla todo bien junto con la mantequilla ayudándote de las manos, añade seguidamente la leche templada, el azucar y el huevo; sigue amasando hasta que obtengas una masa suave y elástica.

 

Deja la masa en un bol durante al menos 40 minutos para que leve, en un sitio cálido y tapada con un paño limpio para que doble su volumen.

Pasado el tiempo, vuelve a amasar durante un minuto y comienza a estirar la masa sobre la mesa de trabajo con la ayuda de un rodillo.

Mezcla, para el relleno, la mantequilla, el azúcar y vete añadiendo poco a poco el resto de los ingredientes: la canela, ralladura de limón y naranja y la manzana rallada (opcional) y repártelo bien por toda la superficie de la masa.

IMG_20150329_165403
Enrolla la masa sobre sí misma con el relleno dentro

IMG_20150329_165601

Enrolla la masa con cuidado hasta que tenga una forma de tubo. Vete cortando ahora, con un cuchillo bien afilado. (A mi me han salido 12 trozos quitando los extremos) Vete colocando los trozos en un molde redondo previamente engrasado y mételo al horno a 190ºC durante 25-30 minutos.

Déjalo enfriar y úntalo por encima con un poco de mermelada o un glaseado (mezcla azúcar glas y un poquito de agua o limón hasta que quede una mezcla espesa y vierte por encima)

Ten unas buenas fiestas de Pascua y gracias una vez más por pasarte por aquí.

 

 

 

 

Publicado el Deja un comentario

Hot cross buns

Un poco de historia:

Estos bollos dulces y especiados son típicos de la época de Semana Santa en Gran Bretaña e Irlanda, se disfrutan durante el Viernes Santo y el bollo marca el fin de la cuaresma, representando la cruz que lleva encima, la crucifixión de Jesús y las especias que lleva representan las especias que se utilizaron para embalsamar su cuerpo.

También es verdad que se pueden comer en cualquier época del año; esperar un año a probar estos bollos sí que sería un pecado; salen con una miga muy suave y la nuez moscada le da un toque distinto. Además, respetando los tiempos de levado, no son nada complicados de elaborar.

Ingredientes:

Para la masa

200 ml de leche templada

125 ml de aceite de girasol

2 sobres de levadura seca de panadería

85 gr de azúcar

1 pizca de sal

3 huevos

850 gr de harina

Ralladura de un limón

1/2 cucharadita de sal

1/2 cucharadita de canela

1/2 de nuez moscada

60 gr de uvas pasas (ponlas a remojo en agua caliente para hidratarlas durante unos minutos)

Para la cruz

100 gr de harina

100 gr de azúcar

100 ml de agua

Para el almibar final

Yo la he hecho un poco a ojo, pero por poner cantidades orientativas:

100 gr de azúcar

Un chorrito de agua que cubra el azúcar

Un chorrito de vainilla

Elaboración:

Poner en un recipiente la leche, la levadura y remover; añadir los huevos, el azúcar, el aceite, la harina, la sal, las especias y la ralladura de limón, amasar todo durante tres o cuatro minutos hasta que sea una masa suave y elástica.

Añade a continuación las uvas y amasar. Deja reposar entre más o menos una hora y media en un molde engrasado y tapado con papel film.

Pasado el tiempo, vuelve a amasar y comienza a dividir la masa en trozos iguales para formar los bollos (pueden salir de 9 a 12 bollos, te puedes ayudar de la pesa para lograr que sean iguales). Coloca los bollos en una bandeja forrada con papel de horno y deja reposar otros 45 minutos.

Mientras, mezcla la masa para dibujar la cruz: la harina, el azúcar y el agua. Si ves que te queda muy líquida, puedes añadir un poco más de harina. Una vez que hayan levado, con una manga pastelera forma la cruz en cada uno de los bollos.

Lleva al horno precalentado a 180 ºC durante 25 ó 30 minutos (cada horno es un mundo, así que te recomiendo que lo vigiles. Si ves que se te queman por arriba, puedes poner un poco de papel de plata o poner sólo calor por abajo).

Elabora el almíbar poniendo en un cazo el azúcar, el agua y el chorrito de vainilla; remueve hasta que el azúcar se disuelva y la mezcla sea más consistente.

Pinta con el almíbar los bollos aún calientes y en el molde, sé generosa/o, incluso el almíbar que te sobre, lo puedes rociar sobre todos los bollitos, esto hará que penetre en la miga y tenga un extra de jugosidad.

Deja enfriar unos minutos, disfrútalos.

Espero que pruebes la receta, si te gustan los panes dulces y las masas, ésta te va a encantar.

Muchas gracias por pasarte por aquí y leerme 🙂