Alfajores (Argentina)

Son primos del alfajor andaluz, pero ellos lo heredaron de los árabes, que lo llaman al-hasú que significa ‘el relleno’. Llegó al continente americano en el siglo XV y es en argentina donde se le incorpora el dulce de leche y se le da la forma de sándwich, según cuenta Jorge D´Agostini, en su libro ‘El Alfajor’

Para mí han sido un descubrimiento, siempre me había frenado a hacerlos porque me parecía que no me iban a gustar demasiado, que las galletas serían un poco secas. Una vez más la repostería sorprende. Las tapas son crocantes por afuera y tiernas por dentro, ya que no nos debemos de exceder demasiado en el horneado. Eso, junto a un buen dulce de leche hace que el bocado, sea mucho más que dos galletas rellenas, y el sabor engancha

Ingredientes para la masa:

200 g de mantequilla a temperatura ambiente

300 g de fécula de maíz (Maicena)

150 g de harina todo uso

1 cucharadita de esencia de vainilla

150 g de azúcar

2 cucharaditas de levadura química

la ralladura de 1 limón

3 yemas de huevo

1 cucharada de licor (a elegir)

Pizca de sal

Dulce de leche para el relleno

coco rallado para decorar

Elaboración:

En un cuenco mezcla, con la ayuda de un robot de cocina, el azúcar con la mantequilla (a temperatura ambiente) hasta que tenga la apariencia de una crema. A continuación añade las yemas, la esencia de vainilla, el licor y la ralladura del limón. Mezcla bien hasta que todos los ingredientes se hayan integrado. Añade ahora las harinas tamizadas, con la levadura química y la pizca de sal. Mezcla hasta conseguir una masa de tipo arenoso, envuelve en papel film y lleva a la nevera por 30 minutos.

Pasado el tiempo, saca la masa de la nevera y ponla entre dos hojas de papel de horno para estirarla con el rodillo de cocina. Vete haciendo la forma de las galletas de los alfajores con la ayuda de un cortador, no las cortes demasiado finas (aproximadamente de 1cm/1´5cm) manejándolas con cuidado ya que se deshacen muy fácilmente. Ve colocándolas en la bandeja del horno que habrás forrado con papel de horno previamente y lleva al horno precalentado a 170º durante 10 minutos. Deja enfriar.

Cuando estén totalmente frías, rellena las tapas con una cuchara o manga pastelera con el dulce de leche, una vez formados los alfajores, pásalos rodando por encima de un plato con coco rallado, espolvorea con azúcar glas si lo deseas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *