Puding de Malva (Sudáfrica)

Dulce originario de Sudáfrica que contiene mermelada de albaricoque y tiene una textura caramelizada y esponjosa. Su salsa de caramelo se vierte por encima del bizcocho cuando aún está caliente.

Hay varias teorías acerca de su origen:

Algunos dicen que proviene del Afrikaans malvalekker, que significa malvavisvo.

Malva significa geranio en afrikaans; otros dicen que el puding lleva el nombre de una mujer llamada Malva.

Como quiera que sea, es un postre delicioso y algo nuevo y diferente para añadir a nuestro recetario; ah! y muy fácil.

Ingredientes para el bizcocho:

250 g de azúcar

2 huevos

3 cucharadas de mermelada de albaricoque o melocotón

30 g de mantequilla derretida

1 cucharada de vinagre

125 ml de leche

300 g de harina todo uso

1 cucharadita de levadura química

1 pizca de sal

Ingredientes para la salsa:

200 ml de nata

120 g de mantequilla

120 g de azúcar moreno

1 cucharadita de esencia de vainilla

4 estrellas de anís (yo no tenía y utilicé un chorro de anís)

Elaboración:

Primero en un cuenco bate los huevos junto con el azúcar hasta que comiencen a blanquear, añade la mermelada de melocotón.

Derrite la mantequilla y añade el vinagre y la leche a la mezcla. Tamiza la harina junto con la levadura y la pizca de sal y añade a la masa alternando con la leche.

Vierte en el molde, previamente engrasado y forrado con papel de horno, que hayas elegido la mezcla (yo he utilizado uno cuadrado, pero puede ser uno redondo para tartas…)

Lleva al horno precalentado a 180ºC durante 30/45 minutos dependiendo del horno (en el mío 30 minutos) y hasta que la parte de arriba esté bien dorada.

Para hacer la salsa de caramelo, en un cazo lleva al fuego la nata, el azúcar, la mantequilla y el agua; deja hervir unos 5 minutos y añade el anís y la vainilla revolviendo continuamente.

Vierte la salsa de caramelo por encima del bizcocho cuando aún esté caliente; puedes hacer unos pequeños agujeros en el bizcocho para que penetre bien el líquido.

Se puede acompañar de helado o natillas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *