Rollo de chocolate y coco

2 octubre, 2020

Fue justo preparando los ingredientes para esta receta que me di cuenta de que no tenía nada de harina, rebusqué en el armario y encontré coco rallado. Muy bien, no llevará harina y el coco le dará un extra de sabor; crucé los dedos para que no se me desmoronase el bizcocho al moverlo y.. vamos a ver lo que sale….bien! la receta se queda y se comparte 🙂

Ingredientes para el bizcocho:

3 huevos

4 cucharadas de azúcar

3 cucharadas de coco rallado

2 cucharadas de cacao puro en polvo

esencia de vainilla

1/2 cucharadita de levadura quimica

1 pizca de sal

Ingredientes para el relleno:

150 g de queso de untar (a temperatura ambiente)

150 ml de nata para montar

3 cucharadas de azúcar en polvo

esencia de vainilla

Elaboración:

Precalienta el horno a 180ºC

Comienza con el bizcocho; separa las claras de las yemas. Bate las claras con la pizca de sal y cuando comiencen a espumar añade el azúcar poco a poco y sigue batiendo hasta que se formen picos. A continuación añade las yemas batidas ligeramente y la esencia de vainilla y mezcla con las claras con movimientos envolventes para que no se deshinche la mezcla.

A continuación mezcla las cucharadas de coco y las de cacao (aprovecha también para añadir la levadura química) y continúa mezclando con movimientos envolventes.

Forra con papel de horno un molde rectangular, tipo plancha y vierte la mezcla por toda la superficie bien repartida, da unos golpecitos a la plancha contra la superficie de trabajo si es necesario.

Lleva al horno precalentado a 180ºC durante unos 10 minutos aproximadamente. Aquí no le quites ojo ya que no llevará mucho tiempo al bizcocho. Cuando empiece a separarse por los bordes ya lo puedes sacar (comprueba con un palillo también).

Saca del horno y sin apenas dejar enfriar pon un paño limpio encima de toda la superficie del bizcocho, pon encima a su vez, algo plano (otro molde, una tabla de cortar) para darle la vuelta. Una vez que le hayas dado la vuelta, puedes quitar con mucho cuidado el papel de hornear.

EL siguiente paso es poner encima del bizcocho el paño limpio e ir enrollándolo sobre si mismo, junto con el paño. Deja enfriar completamente.

Prepara la crema:

Bate la nata sin que llegue a montar, pero que se quede espesa, añadiendo el azúcar glas y la vainilla; a continuación añade el queso de untar y sigue mezclando hasta que se integre bien, y sin grumos.

Para montar el rollo, estira la masa de bizcocho una vez fría y con mucho cuidado, después extiende la crema de relleno por la superficie, salvando un poco los bordes para que no rebose la crema. Una vez extendida la crema, comienza a enrollar de nuevo sobre si mismo el bizcocho y con cuidado ya que es delicado, aunque si se te forma alguna grieta, siempre lo podrás disimular con un poco de crema y cacao en polvo por encima.

Lo ideal es envolverlo en papel film y dejarlo en la nevera de un día para otro para que se pueda cortar y manejar mejor. Decora con cacao en polvo o chocolate derretido.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *