Publicado el Deja un comentario

Tarta Gijonesa

Postre gijonés, típico de la ciudad asturiana de Gijón, hecha de crema de turrón y bizcocho.

Hay varias versiones sobre su origen. Algunas versiones dicen que la familia Agüera elaboró una tarta de turrón para una boda familiar.​ Pero la versión aceptada es que en el año 1980, Miguel Ángel Álvarez Baños, tercera generación de una de las familias de confiteros más conocidas de la ciudad, creó la popular tarta.

Hoy esta tarta es uno de los emblemas dulces de la ciudad, desbancando a la que hasta ese momento era la tarta por excelencia de la ciudad, la Charlota. La mayoría de confiterías de la ciudad la elaboran, aunque la fórmula original sigue en manos de la Confitería La Fe.

Riquísima y elegante tarta, se puede comer en cualquier época del año, aunque la crema de turrón llama a la época navideña,

aquí, mi versión:

Ingredientes:

Para el bizcocho:

3 huevos

tres cucharadas de azúcar

tres cucharadas de harina

1/2 cucharadita de polvo de hornear

Esencia de vainilla (opcional)

pizca de sal

Para la crema:

1 tableta de turrón blando

200 ml de leche

200 ml de nata para montar

100 g de mantequilla

5 hojas de gelatina

Para remojar el bizcocho:

250 ml de agua

2 cucharadas de azúcar moreno

1 chorrito de tu licor favorito (opcional)

Elaboración:

Para un molde de 18 cm: prepara el bizcocho; comienza separando las claras de las yemas. Bate las claras con la pizca de sal y cuando comiencen a espumar añade las cucharadas de azúcar una a una y sigue batiendo hasta llevar a punto de nieve; incorpora a continuación las yemas y sigue batiendo a una velocidad más baja para que no se desinfle la mezcla, por último añade la harina tamizada junto con el polvo de hornear e integra despacio con una espátula.

Vierte en el molde (yo lo hice en dos moldes separados de igual tamaño 18 cm, pero puedes hacerlo en el mismo y cortar el bizcocho a la mitad)

Lleva al horno precalentado a 180ºC durante 15 minutos o hasta que el bizcocho comience a separarse de la pared del molde. Deja enfriar unos minutos antes de desmoldar y prepara la crema.

Para preparar la crema: sumerge en agua las hojas de gelatina para hidratarlas; mientras, en un cazo, pon la leche, la tableta de turrón blando , la mantequilla y la nata y deja que se derritan sin llegar a ebullición, cuando se haya desecho, puedes pasar la mezcla por la batidora en el caso de que hayan quedado trozos de turrón sin deshacer. Prueba la mezcla y añade una cucharada de azúcar si te parece algo soso. Por último, escurre bien las hojas de gelatina y añade a la mezcla, remueve hasta su total disolución, deja enfriar unos minutos.

Montaje de la tarta:

Corta el bizcocho a la larga para hacer dos mitades si lo has hecho en un solo molde. Coloca una mitad en la misma base del molde (incluido el aro del mismo) y remoja el bizcocho; vierte por encima la mitad de la mezcla de la crema, coloca la otra mitad del bizcocho encima y de nuevo, vierte el resto de la crema. Lleva a la nevera un par de horas para que se vaya estabilizando y endureciendo. Por último desmolda y decora al gusto. Yo opté por la sencilla y elegante opción de espolvorear azúcar moreno por encima y quemar con un soplete.

Disfruta

Publicado el Deja un comentario

Sticky toffee pudding o Pastel pegajoso (Inglaterra)

El pudin de caramelo pegajoso que también es conocido como pudin de dátil pegajoso en Australia y Nueva Zelanda, es un postre inglés que consiste en un bizcocho muy húmedo, hecho con dátiles picados y se sirve cubierto por una salsa de caramelo acompañado de helado de vainilla (no suena mal, eh?)

Los orígenes e historia del pudin son inciertos y disputados; Francis Coulson y Robert Lee, desarrollaron y sirvieron este postre en el noroeste de Inglaterra en la década de los 70.

El crítico gastronómico Simon Hopkinson afirmó que Coulson le dijo que obtuvo la receta de Patricia Martin de Claughton en Lancashire . Martin había publicado la receta en una compilación que más tarde se convirtió en The Good Food Guide Dinner Party Book. La receta de Coulson solo se diferencia de la de Martin en la salsa. Más tarde, su hijo le dijo a Hopkinson que originalmente había obtenido la receta de dos oficiales de la fuerza aérea canadiense que se habían alojado en su hotel durante la Segunda Guerra Mundial. Lo cual, este origen canadiense puede tener sentido, ya que el pudín usa una masa más parecida a la de un muffin americano, en lugar de una esponja inglesa.

Como quiera que sea, no puedes dejar pasar ésta receta, que comienza por un simple bizcocho húmedo y sube el nivel con el caramelo y el helado que lo acompaña.

Ingredientes para el bizcocho:

Mantequilla (4 cucharadas grandes)

120 g de azúcar moreno

1 huevo

200 ml de nata para montar

1 pizca de sal

Esencia de vainilla

220 g de harina

1 cucharadita de levadura química

80 g de dátiles picados

Ingredientes para el caramelo:

Forma fácil: Descubrí ésta manera super fácil y rápida de hacer salsa de caramelo, y la verdad es que es bastante pasable, aunque si quieres una forma de hacer la salsa de caramelo un pelín más lenta pero un caramelo sublime, de esos de comer a cucharadas, lo puedes encontrar en la receta a este enlace: https://lacasalforno.com/?p=2146

220 g de azúcar moreno

3 cucharadas grandes de mantequilla o dos cucharadas y una bola de helado de vainilla

300 ml de agua hirviendo

Elaboración:

Derrite la mantequilla y deja reposar unos minutos. A continuación mezcla la mantequilla con el azúcar, añade el huevo, mezcla bien hasta que esté muy bien integrado; después la esencia de vainilla y la pizca de sal y a continuación la nata. Cuando esté todo bien mezclado, añade los dátiles picados. Por último incorpora la harina y la levadura química.

Engrasa con mantequilla el molde que hayas elegido (en mi caso uno de cristal), vierte la masa en el molde y lleva al horno precalentado a 180ºC durante unos 30 minutos, cuidando de que no se queme por arriba (en este caso, pon el calor sólo por abajo). Estará listo cuando al pinchar, el palillo no salga totalmente limpio, con algún grumito.

Para elaborar el caramelo de forma rápida, en un cuenco, coloca el azúcar moreno, vierte el agua hirviendo y revuelve bien hasta que el azúcar se haya derretido, a continuación añade la mantequilla (y la bola de helado si la has elegido) y continua removiendo hasta que todo se disuelva bien.

Sirve el bizcocho caliente con la salsa de caramelo por encima y acompáñalo de una bola de helado, puedes conservar en la nevera y calentar una vez que vayas a consumir. Guarda el caramelo en un tarro de cristal o bien viértelo por encima de todo el bizcocho, estando en el molde se empapará bien y seguirá ahí a la hora de servir.

Te animo a que hagas la receta y que la compartas 🙂

Publicado el Deja un comentario

Panacota o Panna Cotta

Un postre italiano, un clásico que, bien hecho, es un triunfo seguro. Esta receta es sencilla, nada complicada y además se puede personalizar de muchas maneras, con frutos rojos, mousse de fresas, un toque de café…en este caso yo he hecho un caramelo casero y espolvoreado con avellanas, pero casi no necesita ningún aditivo más. Queda suave y es muy ligero, ya que puedes regular la cantidad de azúcar, más o menos dulce.

 

Ingredientes:

1/2 litro de nata para montar

150 gr de azúcar (puedes poner menos, si no te gusta muy dulce, por ejemplo 120 gr)

200 ml de leche entera

Unas gotas de esencia de vainilla

Cáscara de limón

Gelatina neutra, yo he utilizado 6 hojas, pero aún quedaría más cremoso con menos, por ejemplo con 5 e incluso con 4 hojas

Puedes añadir un toque de queso de untar para darle aún más sabor, añade de 100 a 150 gramos.

Procedimiento:

Primero sumerge las láminas de gelatina en agua fria para hidratarlas bien, por lo menos 10 minutos.

Pon a hervir la nata, junto con el azúcar, el queso de untar (en su caso) la cáscara de limón y la esencia de vainilla y cuando rompa a hervir aparta de fuego.

Calienta la leche en el microondas y disuelve bien la gelatina en la leche cuidando de que no quede ningún grumo. Añade a la mezcla de la nata y pasa todo el líquido por un colador; yo también le he dado un toque de batidora para asegurarme de que la mezcla queda bien fina y sin grumos.

Coloca en los moldes que hayas elegido (uno grande o seis pequeños) y deja enfriar en la nevera al menos 4 horas. Decora al gusto.

Te dejo aquí además ¡un extra! la receta del caramelo casero que he hecho para acompañar, pero que le viene bien a casi cualquier postre.

Ingredientes para el caramelo:

110 gr de azúcar

32 ml de agua

100 ml de nata para montar

1 cucharadas de mantequilla

1 chorrito de vainilla

1 pizca de sal

Pon en un cazo el agua con el azúcar a fuego medio, no revuelvas, sólo deja que comience a hervir, y siempre vigilando que no se queme, debe de llegar a tomar un color marrón ámbar; cuando llegue a éste punto y siga hirviendo, apártalo del fuego y con cuidado (burbujea y puede saltar) añade la nata, revuelve enérgicamente. Por último añade la mantequilla, la vainilla y la pizca de sal y sigue revolviendo bien. Déjalo enfriar unos minutos y después pásalo a un recipiente de cristal, se volverá un poco más denso; se puede guardar en la nevera hasta tres semanas.

¡Te animo a probar la receta, muchas gracias por acompañarme y pasarte por aquí!

 

Publicado el Deja un comentario

Casadiellas o Casadielles

Postre típico asturiano, se trata de una especie de empanadilla frita, con un relleno de nueces picadas, anís y azúcar, aunque a veces se le añaden avellanas.

También se pueden hacer cocidas en el horno, en este caso, la masa para envolver sería hojaldre.

Ésta es la receta de las más tradicionales, con bien de relleno y masa fina, como a mi me gustan ? .

Ingredientes para la masa

500 gr de harina

Dos cucharaditas de levadura química

1 yema

1 pizca de sal

150 ml de vino blanco

150 ml de aceite de oliva suave

Ingredientes para el relleno

250 gr de nueces peladas y picadas muy finas

Un chorrito de leche

150 gr de azúcar

4 cucharadas de anís

Elaboración:

Preparamos primero la masa. Mezcla en un bol el vino, la yema, el aceite y la pizca de sal, integra bien y añade a continuación la harina junto con la levadura. Mezcla bien con las manos o el robot de cocina hasta que todos los ingredientes se integren y tengas una bola de masa que no se pegue a las manos. Envuelve la bola de masa en papel transparente y deja reposar. Mientras, prepara el relleno?

Personalmente las nueces me gustan picadas muy finas, así que las triture con un robot de cocina. Mezcla las nueces en un bol con el azúcar, la leche, y el anís y mezcla bien.

Comenzamos ahora a montar las casadiellas para posteriormente freírlas.

Extiende la masa con la ayuda de un rodillo sobre la mesa de trabajo enharinada, intenta que quede lo más fina posible.

A continuación corta la masa en porciones rectangulares iguales, aproximadamente de 12 x 10 cm.

A continuación coloca a lo largo de cada porción el relleno de nueces, como una cucharadita y media de relleno más o menos; cierra sobre si misma la casadiella y sella los bordes con un tenedor.

Fríe las porciones en una sartén honda con abundante aceite caliente (como para que floten las casadielles) por los dos lados hasta que estén doradas. Coloca las casadielles en un plato con papel de cocina para que absorba el aceite sobrante y a continuación reboza las casadiellas con azúcar.

Te animo a preparar éste postre tan fácil y rico de nuestra tierra.

 

Publicado el Deja un comentario

Pastel de manzana

Hace poco mi madre encontró en su casa ésta receta que una amiga me había escrito hace unos años. ¡Qué ilusión volver a ver su letra! al momento pensé que sería una buena receta navideña, aquí va tal y como ella me la enseñó:
Ingredientes:

Receta de Jantien?

Para la masa: 

250 gr de harina

150 gr de mantequilla

125 gr de azúcar

1 huevo batido

ralladura de un limón

pizca de sal

Para el relleno:

500 gr de manzanas reinetas

50 gr de azúcar

1 sobre de natillas

canela molida

uvas pasas

Instrucciones:

Meter en un recipiente la harina, la mantequilla, azúcar, sal, ralladura de limón y la mitad del huevo. Con dos cuchillos cortar la mantequilla en trocitos pequeños, luego amasar con los dedos hasta obtener una buena masa.

Engrasa el molde (de unos 20 cm) y forrarlo con 2/3 de la masa, mételo un rato en el frigo, al igual que el resto de la masa de la que habrás hecho una bolita.

Pela y corta las manzanas en rodajas finas, espolvorea con el azúcar, la canela, el sobre de natillas y mezcla todo bien, añade también las pasas.

Vierte el relleno en el molde y reparte bien hasta que cubra toda la superficie, con el resto de la masa se hace la decoración. Se pueden hacer tiras en forma de rejilla, como la clásica tarta de manzana, en éste caso, para darle un toque más festivo yo he optado por darle forma a la masa con cortadores de galletas y colocarlo de forma bonita por encima.

Para terminar pintar con el huevo sobrante. Llevar al horno a 180ºC durante unos 45 minutos. Servido con helado de vainilla es un plus 😉

¡Buen provecho!

Felices Fiestas

 

Publicado el Deja un comentario

Blondies

Si eres fan del chocolate en cualquiera de sus colores y eres fan del brownie, entonces ésta receta de cómo hacer un blondie, que aquí te presento, te va a enganchar como a mi.

IMG_20170812_201045 editado

Al contrario que en la receta de brownie donde se utiliza chocolate negro, en el blondie se utilizará chocolate blanco y/o chocolate con leche.IMG_20170812_201110

Queda jugoso por dentro y las pepitas de chocolates se deshacen en la boca, además es rápido y fácil.

La receta a continuación:

Ingredientes:

180gr de chocolate blanco troceado

170 gr de chocolate con leche troceado

170 gr de mantequilla

1 puñado de avellanas torradas

1 puñado de nueces

2 huevos grandes

280 gr de azúcar integral de caña

225 gr de harina

1 cuchatadita de levadura química

1 pizca de sal

1 cucharadita de esencia de vainilla

Empieza derritiendo la mantequilla y mezclándola bien con el azúcar en un bol.

Collage PicMonkey

Añade los huevos batidos junto con la esencia de vainilla y mezcla bien. A continuación añade la harina tamizada, junto con la levadura química y la pizca de sal e integra suavemente con la ayuda de una espátula. Por último añade los chocolates (blanco y con leche) troceados y las avellanas y las nueces también troceadas; mezcla bien y vierte la masa en un molde, cuadrado a ser posible, previamente forrado con papel de horno.

IMG_20170812_192821

Lleva al horno durante 25-30 minutos a 170ºC (sabrás que está hecho cuando cuando al introducir un palillo no salga seco del todo, pero con algunos grumitos). Cuando lo saques del horno dejalo enfriar del todo (si puedes esperar), después corta en forma de cuadrados.

Listo! Está riquísimo, crujiente por fuera y jugoso por dentro.